viernes, 23 de septiembre de 2011

Una ves tuve un amor...
Grande y hermoso.

Una vez tuve un amor...
Que me quemaba en el pecho.

Una vez tuve un amor...
Ardiente y lujurioso.

Y llegó el invierno, con su beso gélido, con su tacto gélido, con su aliento gélido, con su mirada gélida.

Una vez tuve un amor...

No hay comentarios: