sábado, 24 de julio de 2010


SUSURRO...


Me encantaría poderte susurrar al oído tantas cosas...

Susurros...
Acaricio tu nuca mientras lo hago,
recorro tus brazos con las yemas de mis dedos,
tus fuertes hombros se hacen a mi tacto;
el vello de tu nuca se eriza y los de la mía también.

Susurros...
Te voy... Dame... Ahora...
círculos concentricos de fricción desterrados del olvido,
flores aún sin germinar.
Todo está por hacer.
Espacio infinito de colores
en lienzos blancos por pintar.

Susurros...
Dame tu mano, estrecha la mía,
no tengas miedo, no Papá
mi río infinito te borrará, con aguas azules de mi "Canal".

Panamá Canal, espera por nosotros y mucho más,
a cruzar los mares de mi ciudad.

No hay comentarios: